martes, 14 de octubre de 2014

¿Cómo aprovechar la virtualización en testing?

 

La virtualización es un conjunto de recursos tecnológicos que permiten simular desde datos o componentes de sistemas hasta entornos completos de trabajo (máquinas virtuales, servidores, sistemas operativos, etc.), que facilitan y, en ocasiones críticas, permiten la ejecución de pruebas aún cuando no existen los recursos físicos disponibles o cuando los desarrollos están incompletos. Esto ocurre, por ejemplo, con los drivers o stubs.

Particularmente, la virtualización de servicios es la capacidad de simular los componentes de servicio de modo que permita validar el comportamiento y el rendimiento de cada uno de los componentes y la forma en que interactúan como parte de una aplicación compuesta. La virtualización de servicios ayuda a no tener que esperar a que todos los componentes estén disponibles y se despliegan para comenzar las pruebas de extremo a extremo. Es posible virtualizar aplicaciones y sistemas que no están disponibles para probar el rendimiento de aplicaciones y el comportamiento en el ciclo de desarrollo tales como aplicaciones SOA y BPM.

Dado lo anterior, el tener elementos que permitan diseñar y ejecutar las pruebas en etapas tempranas del proyecto, no sólo reduce los costos de dicho proyecto, sino que constituye un mejor aprovechamiento de los recursos humanos en el área de testing. Es decir, que el ahorro no sólo es en el hardware sino que también en la aplicación del proceso de pruebas en etapas tempranas, por lo cual consideramos que las principales ventajas de tener entornos de virtualización son:

 

  • Aprovechamiento físico de los servidores: permite que varios entornos, aplicaciones, sistemas e incluso servidores que antes eran físicos convivan en un solo hardware.
  • Mantenimiento operativo: proporciona espacios para la instalación de herramientas de pruebas comunes, darle mantenimiento a estas herramientas y en caso de requerirlo,  eliminarlas para cubrir así las necesidades del usuario.
  • Optimización de recursos: permite que las estaciones de trabajo amplíen su vida útil ya que pueden instalarse versiones más recientes o versiones de prueba de sistemas operativos actuales, aprovechando al máximo las características del hardware (memoria, puerto, procesador, etc.).
  • Sencillas copias de seguridad: las máquinas virtuales se pueden salvar muy fácilmente, porque a fin de cuentas, no son más que una carpeta en un ordenador; en caso de desastre se puede recuperar la información con rapidez y en caso necesario incorporarse a otro lugar físico.

Algunos software de virtualización son: VMware, vSphere, Microsoft Hyper-V, Citrix XenServer, Rational Test Virtualization Server y Rational Test Workbench.

 

¡Gracias por su contribución Sandra Lilia Martínez Ramos y Christian Fabila Domínguez!