viernes, 12 de diciembre de 2014

Internet de las Cosas

 

clip_image002

Internet de las cosas es el nuevo concepto que trata de acoplar y unir a aquellas tecnologías que permiten interconectar objetos, para hacerlos inteligentes, facilitarnos su uso y optimizar nuestro tiempo.

Imaginemos el siguiente escenario. Vamos al supermercado con nuestro automóvil y lo estacionamos en la playa de estacionamiento.

Mientras realizamos las compras, alguien imprudentemente, con otro automóvil le da un golpe al nuestro, el cual es inteligente.

Entonces, realiza una evaluación de daños, envía un informe a la empresa de seguros. Esta se pone en contacto con nosotros, llamándonos al celular, para notificarnos el incidente y coordinar una fecha para que sea revisado por un perito.

En el mismo instante, la compañía de seguros hace contacto con las cámaras de seguridad del estacionamiento e identifica, por medio del reconocimiento de patente, el vehículo y al conductor que produjo el choque.

Todas estas acciones, sin la necesidad de realizar ningún trámite adicional y sin haber dejado de hacer las compras.

clip_image004

Con este ejemplo, la directora de investigación de IDC, Marta Muñoz, explica en que consiste Internet de las cosas (IoT, Internet of Things).

Estamos frente a una tendencia, que viene desde hace un tiempo, pero ¿Estamos preparados?

Una de las ventajas es que cualquier sector puede beneficiarse de estas tecnologías, siempre que existan dispositivos, redes, capacidad de análisis de datos en tiempo real y procesos que establezcan de manera clara los pasos a realizar, que hasta hoy no existían.

IDC prevé que para el año 2020 internet de las cosas generará ingresos por más de 7 billones de dólares a nivel mundial. Para ese entonces, existirán 200 mil millones de cosas y dispositivos conectados a redes presentes en cualquier ámbito de nuestra vida.

Para cumplir con estas expectativas hay empresas, como Intel, trabajando para acelerar su adopción, cuyo departamento de desarrollo en conjunto con antropólogos que estudian la relación humana con la tecnología, para anticiparse a esta tendencia.

Intel está enfocando sus esfuerzos en impulsar proyectos que ayuden a conectar los miles de millones de dispositivos existentes en internet desarrollando, entre otros, procesadores de bajo consumo y servidores que permitan transformar los datos a gran escala en información útil.

Otro de los desafíos a los cuales se deberá enfrentar es la prueba final que involucra conocer si los usuarios están listos para utilizar toda esta tecnología a diario.

A futuro el objetivo de IoT es encontrar la manera de que apenas nos demos cuenta de lo que sucede con las cosas y que muchos procesos automatizados nos simplifiquen la vida de manera trasparente y nos permitan aprovechar mejor el tiempo, nuestro único recurso no renovable.

 

No todo es color de rosa…

Los objetos inteligentes no están exentos de sufrir ataques malintencionados.

Es importante entender que, del mismo modo que internet de las cosas está haciendo posible un mundo más eficiente y mejor conectado, también ofrece a los ciberdelincuentes una red más preparada para lanzar sus ataques.

clip_image006

Estas son alguna claves importantes para quienes se centren en esta nueva tendencia:

· Aunque algunos dispositivos, por el momento, no se puedan conectar a Internet, sí lo hacen los sistemas que los ejecutan. Los delincuentes buscarán una vulnerabilidad en el servidor, y una vez dentro, se moverán por redes locales hasta alcanzar su objetivo.

· Si actualmente dos de cada tres ordenadores están infectados por botnets, resulta importante pensar qué sucederá cuando más de 200 mil millones de dispositivos puedan ser usados con este fin.

· Muchos de los dispositivos inteligentes tienen una capacidad de procesamiento limitada y no son capaces de ejecutar soluciones antimalware convencionales. La seguridad se basa en el cambio de contraseña del usuario y la configuración a distancia, por lo que tenemos que garantizar que no haya ninguna puerta abierta.

· La aplicación de actualizaciones y parches y el despliegue de capas de seguridad, debería de ser una de las prioridades de este reto tecnológico.

· Cada vez hay más datos personales diseminados en diferentes dispositivos que, con el internet de las cosas, se incrementará exponencialmente.

¡Gracias Hernán Gil por tu contribución!